בס'ד

                                                                                                                                                                                                                                         

Cursos de Hebreo Online

Ulpan Mahir - Cursos de Hebraico

Cómo Aprender un Idioma

 

APRENDER ES UN PROCESO:

Ante todo, debe tenerse en cuenta que el aprendizaje es un PROCESO, y como todo proceso requiere de un transcurrir.

Cuando se aprendemos algo nuevo, como primera medida nos encontramos frente a algo que percibimos desconocido: un tema, un concepto, una palabra, un modo de construir diferente.

Y existe un espacio de tiempo entre que nos encontramos con lo nuevo, lo entendemos, lo comparamos y/o asociamos con cosas conocidas, lo asimilamos, lo resignificamos, lo recordamos y luego lo aplicamos; y más aún, adquirimos la capacidad de transladarlo a diferentes conextos.

El aprendizaje es sí un proceso, que en cada ser humano varia en tiempo y camino.

No es por tomar 20 clases en una semana que aprendermos lo mismo que tomando 2 clases semanales a lo largo de 10 semanas, no.

El proceso de aprendizaje implica un tiempo interno individual que no es trasladable a "unidades de medida" o "cantidades".

Más horas de práctica en el aprendizaje de un idioma ayuda, y el ritmo es clave, pero el proceso debe transitarse.


LOS SOCIOS EN EL PROCESO EDUCATIVO:

En el proceso educativo intervienen varios actores en calidad de SOCIOS.

Estos socios son el docente y el alumno; y en el caso de los niños, también sus padres.

Cada alumno es diferente, y el docente debe tomarse un tiempo hasta conocerlo. Pero todos los aprendices comparten algo en común: Ningun conocimiento se alcanza por osmosis.

El docente pone su saber como un medio para que el proceso de aprendizaje se desarrolle, sin embargo si el alumno no pone su esfuerzo, constancia, entusiasmo, optimismo y paciencia para que el proceso como tal se desenvuelva, este aprendizaje queda a medio camino. Pues no basta con sólo expectativa.


DIFICULTADES EN ADULTOS DURANTE EL PROCESO DE APRENDIZAJE DE UNA SEGUNDA LENGUA (L2):

Las mayores dificultades que suelen presentar los adultos al aprender L2, no son ni linguisticas, ni gramaticales, ni de pronunciación, ni están vinculadas al docente de turno.

La primer dificultad está vinculada en realidad a trabas psicológicas, miedos y mitos incorporados como verdades, tales como:

Tímidez, vergüenza a equivocarse, miedo a pronunciar mal (que no es lo mismo que pronunciar mal), convicciones erradas del tipo "a mi edad no puedo aprender", prejuicios del tipo "esto es dificil antes de intentarlo", y sobre todo la falta de paciencia consigo mismos.

En los niños no existen estos temores, por lo que el aprendizaje carece de este tipo de barreras.

► En segundo lugar, intervienen las interferencias de su primera lengua (L1):

Aquí encontramos la tendencia natural a construir sintácticamente la L2, como construimos la L1. Y esto es porque estamos pensando en L1 para luego traducir para L2, en lugar de intentar pensar y construir directamente en L2. Esto último impica un cierto esfuerzo, que para algunos es molesto, pero sin embargo es este el camino más corto.

También pueden aparecer interferencias en los fonemas (los sonidos), pués puede suceder que L1 e L2 poseen letras con sonidos no-equivalentes, y esto interferirá también en la capacidad de asociar correctamente imagen y sonido en el momento de la lectura, y por ende en la compreensión escrita y también en la oral. Consiguientemente estas interferencias se transpolarán a la hora de expresarse.

En nuestro Ulpan, cuando esto acontece el docente lo detecta facilmente y lo trabaja con el alumno de inmediato, para construir sobre una base sólida, limpia de vicios, facilitando con ello el aprendizaje de temas posteriores.

► Otra dificultad que puede presentarse en algunos alumnos es el no saber cómo estudiar.

Sí, hay alumnos que dedican horas de lectura, pero leer y estudiar no es lo mismo.

Hay otros alumnos que se avalanchan sobre materiales de otros cursos, de internet, o de librerias. Pero estudiando temas que el profesor no dio, y no estudiando los que sí dió, es decir, si el profesor sigue un programa y el alumno otro... es un "teléfono roto", y no se está trabajando en sociedad, como se dijo en el tópico anterior.

Pues insistimos, el proceso enseñanza-aprendizaje, es un proceso, y requiere de trabajo conjunto entre profesor y alumno.

 

Solicite Información

.

 

Recomendar este Site